01 junio 2001

El Opus Dei y los jesuitas.

Todo el mundo sabe que el Opus Dei y los jesuitas son enemigos irreconciliables. ¿Cuándo acabará esta guerra por el poder en el Vaticano?

Afirmar eso es bastante arriesgado. En cualquier caso, el que lo afirme, debe presentar la documentación correspondiente que lo acredite.

Por parte de la Obra, sólo se encuentran textos y hechos que ponen de manifiesto el gran amor a los religiosos que el fundador enseñó a sus hijos.

Con respecto a las “guerras por el poder”, si es que existen, el Opus Dei las tiene perdidas, porque no busca más que servir a la Iglesia como la Iglesia quiere ser servida.

Para saber más:
"Algunas palabras que ayudan a simplificar las cosas –por ejemplo, conservador o progresista– han de usarse con cuidado, porque el efecto que consiguen es que muchos, por miedo a que los etiqueten y los encasillen, no dicen la verdad de lo que piensan. ¿Qué pienso? Que la Compañía de Jesús ha tenido y tiene una gran misión en la Iglesia y en el mundo. La Compañía y la prelatura son de naturaleza distinta y surgen de carismas distintos; yo no los interpretaría en claves ajenas a su más profunda realidad eclesial, ni me atrevería a compararlos. Josemaría Escrivá tenía una gran devoción a san Ignacio de Loyola. ¡Qué fuerte abrazo se habrán dado en el cielo!"

(Entrevista al Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría por Lola Galán, en El País, 8 de enero de 2002)